Imprimir

Print Friendly and PDF

lunes, 1 de octubre de 2012

Fiambre de cerdo al oporto / Port pork meatloaf

Llegaron las lluvias tras un verano muy seco y, país de contrastes, vinieron las inundaciones y las riadas. Aun tendremos algún día más de buen tiempo antes de que empiece el frío. Y, ¿qué mejor que un buen fiambre de cerdo, o paté rústico, para alguna comida relajada de domingo? Con una ensalada de tomate y un buen pan de pueblo, a disfrutar de la compañía. Además, como se prepara de víspera permite descansar también al cocinero.
Ingredientes
1/2 kg de carne de cerdo picada
200 grms de higaditos de pollo
10 lonchas de bacon (o más según el tamaño del molde)
1 cebolla picada
1 cucharada sopera de tomillo
1 vasito (de los de vino) de oporto
aceite de oliva
sal
pimienta negra
unas hojas de laurel
Para esta cantidad se puede usar un molde de cake rectangular. Yo hice dos, uno en un molde de paté que me regaló J. hace años y otro en el molde rectangular. Las fotos corresponden al molde de paté pero el resultado final es muy similar.
Empezamos pochando en una sartén con el fondo cubierto de aceite la cebolla picada con el tomillo y un buen pellizco de sal y pimienta negra molida al gusto.
Le añadimos los higaditos limpios y cortados en trozos y le damos unas vueltas.
Finalmente, incorporamos el oporto, lo mezclamos todo bien y lo llevamos a ebullición. Lo dejamos hervir todo junto unos minutos para que se evapore el alcohol. Lo separamos del fuego y lo dejamos enfriar.
 Mientras tanto vamos preparando el molde. Lo forramos con las lonchas de bacon, dejando que sobresalgan algo por los bordes para poder tapar el fiambre después y reservando algunas para poner encima.
Cuando la mezcla de cebolla está fría la pasamos por el robot de cocina.
En otro bol ponemos la carne picada y la mezclamos bien con la mezcla de cebolla, como si estuviéramos preparando unas albóndigas. Rellenamos el molde, golpeándolo contra la encimera para que no queden bolsas de aire. Ponemos encima las hojas de laurel. Precalentamos el horno a 180 grados.
Doblamos hacia adentro las lonchas de bacon y lo cubrimos con otras dos o tres. Ponemos encima papel de horno y tapamos con la tapadera. Si usamos un molde de cake, lo tapamos herméticamente con papel de aluminio.
Ahora tenemos dos opciones: hacerlo al baño maría o simplemente en la bandeja del horno. En el primer caso necesitará media hora más. Yo lo hice directamente y lo tuve 90 minutos. Lo saqué del horno, le dí la vuelta a la tapa (si lo hacéis en molde rectangular no hará falta) y le coloqué encima dos bricks de leche. Se trata de que al enfriarse el peso compacte el fiambre. Una vez que se enfrió, escurrí el líquido que había desprendido y le volví a colocar encima los dos bricks de leche.Y lo dejé así hasta el día siguiente. Se desmolda invirtiéndolo en un plato.
Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y trataré de darte una respuesta pronto.
He activado la moderación de comentarios para evitar que personas con poco que hacer traten de remediar su aburrimiento descargando aquí su mal humor.
Disculpad las molestias.

Foodieblogroll