Imprimir

Print Friendly and PDF

viernes, 3 de agosto de 2012

Tarta de queso de J. / J's cheesecake

Y continuando con las tartas de queso aquí tenéis la de J. También va al horno pero además de queso Philadelphia lleva requesón. La cobertura contiene macedonia de frutas y gelatina. Es muy importante que la tarta esté absolutamente fría antes de ponerle la cobertura. La receta original de J. lleva arándanos y frutos rojos pero yo le he puesto una macedonia de melocotón y pera. Queda deliciosa y es adictiva.
Ingredientes
180 grms de galletas (María, Chiquilín, Digestive o similar)
100 grms de mantequilla
1 tarrina de queso Philadelphia (250 grms)
250 grms de requesón
100 ml de nata líquida
100 grms de azúcar
1 cucharada de azúcar avainillado
3 huevos
2 botes pequeños de macedonia de frutas en su jugo
4 hojas de gelatina neutra
Preparamos la base triturando las galletas en la picadora, o en el mortero, o pasándoles por encima el rodillo de amasar envueltas en un paño de cocina.
Precalentamos el horno a 180 grados. Derretimos la mantequilla en un bol en el microondas (o en un cazo a fuego medio sin dejar que se fría). La mezclamos con las galletas trituradas y forramos la base de un molde desmoldable con ayuda del dorso de una cuchara metálica.
Metemos el molde en el horno durante 10 minutos. Lo sacamos y lo dejamos enfriar.
En un bol batimos el requesón y el queso con el azúcar y el azúcar avainillado durante 2 minutos para que se mezcle bien. Añadimos entonces los huevos, uno a uno, y seguimos batiendo. Finalmente añadimos la nata y volvemos a batir. Ponemos esta mezcla en el molde, que estará frío, e introducimos en el horno (180 grados).
A los 40 minutos comprobamos que está hecha pinchándola con un palillo largo. Saldrá seco si ya está lista. Probablemente se dorará algo.
La sacamos del horno y la dejamos enfriar totalmente. Es mejor hacerla la víspera. Al sacarla del horno, con el cambio de temperatura, es posible que se abra un poco como véis en la foto. No importa porque al ponerle la cobertura no se verá. Para preparar la cobertura escurrimos el jugo de los botes de macedonia y lo ponemos en un cuenco. Le añadimos medio vaso más de agua y lo probamos. Si está poco dulce podemos añadirle algo de azúcar. Lo calentamos en el microondas y deshacemos en él las hojas de gelatina. Lo dejamos enfriar totalmente. Distribuimos la macedonia por encima de la tarta (que no habremos desenmoldado). Echamos encima el jugo totalmente frío y metemos en la nevera un par de horas para que se cuaje. Pasamos un cuchillo por los bordes del molde y desenmoldamos la tarta. Servimos bien fría. Et voilá:
Bon appétit!

2 comentarios:

  1. Tiene una pinta riquísima :)
    Una pregunta: ¿qué le aporta el requesón? Es que a mí el Philadelphia no me importa, pero el requesón no me gusta nada nadita y si lo que le da es consistencia, a mí me quedaría una tarta esmirriada jaja.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  2. Le da una consistencia más esponjosa. A mí tampoco me gusta el requesón a secas pero así, mezclado con el Philadelphia y horneado está buenísimo. Y la tarta no te quedaría esmirriada, te lo garantizo. Besitos.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y trataré de darte una respuesta pronto.
He activado la moderación de comentarios para evitar que personas con poco que hacer traten de remediar su aburrimiento descargando aquí su mal humor.
Disculpad las molestias.

Foodieblogroll