Imprimir

Print Friendly and PDF

viernes, 6 de julio de 2012

Mermelada de cerezas al limón / Lemony cherry jam

Sigo insistiendo en que hay que aprovechar esta temporada maravillosa en que las frutas son tan espléndidas y tan variadas. Igual que hago acopio de sol y de buena temperatura y, sobre todo, de luz para los meses de invierno, me encanta poder hacer conservas como ésta para evitar en lo posible los colorantes, conservantes y "sorbitoles".
Mi amigo Carlos, de "Las tres CCC", me regaló unas estupendas cerezas y, manos a la obra, mermelada de cerezas con un toque de limón. Es deliciosa para tostadas o para poner encima de helado de nata, vainilla o chocolate o como acompañamiento de todo tipo de carnes.
Ingredientes
2 kg de cerezas deshuesadas
zumo de 3 limones
ralladura de 1 limón y medio
750 grms de azúcar
Empezamos quitándole los rabitos a las cerezas y lavándolas.
Las deshuesamos con un deshuesador como el que ya os he enseñado en las otras recetas con cerezas o con un cuchillo. Ésta es la parte más engorrosa, relativamente. Tardé unos 20 minutos en conseguir estos dos platos de cerezas deshuesadas.
Se ponen las cerezas en una cazuela honda o en la olla de hacer mermelada. Se le añade el zumo y la ralladura de limón.
Se pone el fuego fuerte. Se remueve de vez en cuando y a los 20 minutos tiene este aspecto.
Es el momento de añadir el azúcar.  La receta está adaptada de varias que aparecen en Internet, en blogs americanos. Ya sabéis que los americanos miden las cantidades por tazas, pero claro, la medida estándar americana, no vale cualquier taza. M. & F. me trajeron éstas de su último viaje. Fashion, fashion!
Para simplificaros las cosas pesé el contenido de azúcar de una taza y adapté las cantidades a mi receta. Ya sabéis, tres cuartos de kilo para 2 kilos de cerezas. La añadí a la olla y removí hasta que se disolvió. Y lo dejé hacer, a fuego fuerte, removiendo de vez en cuando durante 40 minutos.
Mientras tanto esterilizé los tarros hirviéndolos en agua durante 10 minutos.
Una vez lista la mermelada, los rellené y los dejé enfriar bocabajo. Et voilá!
Bon appétit!

4 comentarios:

  1. More, Joanna me ha dicho que los tarros se esterizan metiéndolos en el horno, a unos 50-70º y las tapas las hierves, a partir de ahí es proceso es el mismo para todo tipo de conservas, Es muy cómodo. Gracias por esta receta, pienso hacerla porque ahora hay unas cerezas estupendas. Una cosa...., ¿qué tal si les pongo azúcar moreno en vez de blanquilla?. Un beso

    ResponderEliminar
  2. Me alegro de que te guste la receta. El método de Joanna también es bueno. Según el tipo de conserva a veces una vez llenos y cerrados los tarros se vuelven a hervir al baño María un ratito. Creo que todo esto es para la gente que hace muuuuucha cantidad para que le dure meses y meses. El azúcar moreno es menos dulce, o eso me parece a mí. Yo le pondría algo más de lo que dice la receta. Ya me contarás cómo te queda. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  3. A mi padre lo tienes loco con estas cosas jaja, le encantan para desayunar. Yo nunca he sido de cerezas, pero este año me ha dado por ellas y todos los findes las como y ceno, asi que será cuestión de hacer esta receta y también desayunarlas xDD.
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nada, nada, tu hazla y a "encerezaros" todos que vais a estar monísimos rojitos y con rabito. Besotes.

      Eliminar

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y trataré de darte una respuesta pronto.
He activado la moderación de comentarios para evitar que personas con poco que hacer traten de remediar su aburrimiento descargando aquí su mal humor.
Disculpad las molestias.

Foodieblogroll