Imprimir

Print Friendly and PDF

miércoles, 25 de enero de 2012

Callos con chorizo y azafrán / Saffron tripe with chorizo

Pese a los buenos propósitos tras los ágapes navideños, el frío de estos días me ha llevado a pecar. Y puestos a pecar, que el pecado sea mortal: unos deliciosos callos con garbanzos. Platos como éstos hacen que segreguemos dopaminas, endorfinas y sonrisas placenteras durante horas y horas. 
Ingredientes (8 personas)
1 kg de callos de ternera
2 capaduras de chorizo
2 hojas de laurel
1/2 cebolla
1/2 pimiento rojo
1/2 pimiento verde
2 tomates medianos
2 ajos
1 cucharada rasa de cominos molidos
unas hebras de azafrán
1 tarro de garbanzos ya cocidos
sal
agua
aceite de oliva virgen extra
Aunque ahora es fácil encontrar callos envasados al vacío en el súper, sigo prefiriendo los comprados en la carnicería. Los encargué y A. , que me mima mucho, incluso me los cortó en cuadraditos. Se ponen en una olla junto con el chorizo y el laurel y se cubren de agua fría.
En mi olla rápida los tuve 1 hora. En cazuela necesitarían por lo menos 2. Sí, ya sé que la olla estaba demasiado llena. Tuve cuidadito y los dejé hacer sólo con una rayita de presión. 
Éste fue el resultado. Los escurrí bien, reservando un vaso del líquido de cocción. Así se elimina la grasa que pueda tener el chorizo y se evita el sabor excesivamente fuerte. Retiré el laurel. Quité la piel del chorizo y lo partí en trozos pequeños que reservé.
Como los callos ya están blanditos se pueden cortar fácilmente en trozos más pequeños con unas tijeras. 
Pelé y piqué la cebolla. Lavé y piqué los pimientos. Lavé, pelé y piqué los tomates.
Cubrí el fondo de una sartén con aceite y freí a fuego medio/bajo la cebolla y los pimientos durante 10 minutos, removiendo de vez en cuando.
Añadí entonces el tomate, mezclé bien y lo dejé hacer otros diez minutos, deshaciendo el tomate con el canto de una cuchara de madera.
Mientras tanto puse el ajo, un pellizco generoso de sal, el azafrán y el comino en un mortero.
Lo machaqué todo junto, mezclando bien y le añadí parte del vaso del agua de cocción de los callos. Lo desleí todo y se lo añadí a la sartén del sofrito junto con lo que quedaba en el vaso y el chorizo cortado en trocitos.
Le dí un hervor a todo junto durante 5 minutos a fuego medio y lo añadí a la olla junto con el agua suficiente para que los callos quedaran cubiertos. Lavé bien los garbanzos ya cocidos y los incorporé a la olla también.
 Llevé todo a ebullición y lo deje hervir, a fuego medio/bajo, con la olla destapada, 20 minutos. Y ya está. Los callos incluso están mejor de un día para otro. Ya sabéis, también, que este plato se puede congelar estupendamente. 
Es muyyyyyy aconsejable servirlo acompañado de un buen pan.
Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y trataré de darte una respuesta pronto.
He activado la moderación de comentarios para evitar que personas con poco que hacer traten de remediar su aburrimiento descargando aquí su mal humor.
Disculpad las molestias.

Foodieblogroll