Imprimir

Print Friendly and PDF

martes, 6 de septiembre de 2011

Quiche de champiñón y bacon /Mushroom and bacon quiche

Hacía mucho que no preparaba esta quiche. Es más light que las tradicionales porque lleva leche y huevos en vez de nata. Está estupenda a temperatura ambiente y también recién sacada del horno. La receta está basada en una del Moosewood Cookbook de Mollie Katzen que compré hace muuuuuchos años (casi veinte) en Nashville.
Ingredientes (6 personas como entrada, 4 personas como plato principal)
Base
90 grms de mantequilla
200 grms de harina
4 cucharadas de agua fría
Relleno
1 cebolla
150 grms de champiñones
4 lonchas de bacon
1 cucharadita de tomillo
sal
pimienta negra
4 huevos
1/2 vaso de leche fría
1 cucharada de harina
150 grms de emmental o gruyère
Preparamos en primer lugar la masa quebrada para la base. Puede sustituirse por la congelada, ya preparada o por hojaldre congelado. Como ya he indicado en otras recetas, la masa quebrada es muy fácil de hacer. Basta con mezclar la mantequilla, previamente cortada en cuadraditos, con la harina con ayuda de un par de cuchillos. Después se incorpora el agua cucharada a cucharada hasta obtener una bola que no se pegue a los dedos. También se puede hacer con el robot de cocina.
Forramos un molde hondo de horno con dos hojas de papel de aluminio, dejando que el papel sobresalga cinco o seis cms para poder desmoldar la quiche con facilidad. Pintamos el molde con aceite o lo enmantequillamos.
En una superficie enharinada estiramos la masa con ayuda de un rodillo y forramos con ella el molde, recortando los bordes.
Metemos en la nevera hasta el momento de usarla. Pelamos y picamos la cebolla Cortamos en trocitos el bacon y los champiñones. Rallamos el queso.
En una sartén grandecita echamos unas gotas de aceite, lo calentamos y freimos el bacon. Se trata de utilizar la grasilla que va soltando.
Cuando empiece a tostarse añadimos la cebolla. Mezclamos bien y sazonamos con la sal, la pimienta y el tomillo. Cuidado con la sal que el bacon ya lleva. Lo dejamos hacer todo junto a fuego medio durante otros cinco minutos, removiendo de vez en cuando.
Añadimos los champiñones y subimos el fuego. Lo cocinamos todo junto durante otros cinco minutos, removiendo constantemente. Se trata de que se hagan los champiñones y de que, a la vez, se vaya evaporando el agua que sueltan.
Separamos del fuego y dejamos templar.
Pre-calentamos el horno a 190 grados. Batimos los huevos con la leche y la cucharada de harina. Sacamos la base de la nevera. Distribuimos por encima el queso.
Cuando el relleno esté templado lo echamos encima del queso.
Finalmente vertemos la mezcla de huevos y leche sobre todo lo anterior.
Y al horno durante 45 minutos o hasta que la superficie empiece a tostarse.
Si se va a comer fría, se deja enfriar totalmente antes de desmoldarla con cuidado. Si se va a comer caliente se sirve directamente en los platos y se llevan a la mesa.
Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y trataré de darte una respuesta pronto.
He activado la moderación de comentarios para evitar que personas con poco que hacer traten de remediar su aburrimiento descargando aquí su mal humor.
Disculpad las molestias.

Foodieblogroll