Imprimir

Print Friendly and PDF

miércoles, 3 de agosto de 2011

Tarta de chocolate y piña/ Chocolate and pinapple gateau

Esta tarta es similar en lo que al bizcocho se refiere a la de tarta de la selva negra, es decir, lleva muy poca harina y va rellena. Sin embargo, el bizcocho no lleva chocolate. La piña le da un toque especial y en conjunto resulta muy fresca para estos días de verano. Y además se hace la víspera.
Ingredientes (8 personas)
Bizcocho
4 huevos
150grms de azúcar glas.
ralladura de medio limón
zumo de 1 limón
75 grms de harina
25 grms de maizena
1 cucharada de levadura en polvo
Un poco de mantequilla
Relleno
600ml de nata
2 cucharaditas de azúcar avainillado
1 piña natural
3 cucharadas de colacao
1 vaso de leche
4 cucharadas de cacao para hacer chocolate a la taza
Comenzamos preparando el bizcocho.
El azúcar glas podéis comprarlo o hacerlo con el molinillo de café. Mi pobre molinillo muele de todo menos café. Se separan las claras de las yemas y se ponen en dos boles. Se baten las yemas con el azúcar y la ralladura y el zumo de limón durante tres minutos, hasta que la mezcla se espese y adquiera un color amarillo claro.
Se añade a continuación la harina mezclada con la maizena y la levadura. Se bate todo junto.
A continuación, montamos las claras a punto de nieve
Y las incorporamos cuidadosamente a la mezcla anterior con ayuda de una espátula
Precalentamos el horno a 180 grados. Forramos con papel de aluminio la base de un molde desmoldable y lo enmantequillamos

Vertemos la masa del bizcocho en el molde y alisamos la superficie.
Y al horno durante 35 minutos.
Mientras tanto vamos preparando el relleno. Pelamos y cortamos la piña en rodajas, quitándole la parte central dura. Separamos 4 rodajas para el relleno. Las trituramos en el robot de cocina o en la picadora y las escurrimos bien (el juguito que sueltan es delicioso pero hay que eliminarlo o el relleno nos quedaría demasiado líquido). Mezclamos la nata con el colacao y el azúcar avainillado y le añadimos la piña.
Reservamos en la nevera. Una vez que el bizcocho está hecho lo sacamos del horno. Pasamos un cuchillo por los laterales, lo volcamos sobre la rejilla del horno que habremos puesto sobre el fregadero y lo desmoldamos con cuidado, retirando el papel de aluminio.
Lo dejamos enfriar totalmente. Mientras tanto, siguiendo las instrucciones del fabricante hacemos una crema muy espesa con la leche y el polvo de cacao para chocolate a la taza. Lo dejamos enfriar totalmente.
Una vez que el bizcocho esté frío, lo partimos longitudinalmente en tres secciones. Ponemos la de la parte de abajo en el plato en que vayamos a servir la tarta. La cubrimos con parte del relleno y con trocitos de piña.
Colocamos la sección central y repetimos el proceso. Finalmente cubrimos con la tercera sección del bizcocho.
Con ayuda de una espátula pintamos la tarta con el chocolate y la adornamos con trocitos de piña. Y a la nevera con ella hasta el día siguiente o por lo menos durante cuatro horas.
Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y trataré de darte una respuesta pronto.
He activado la moderación de comentarios para evitar que personas con poco que hacer traten de remediar su aburrimiento descargando aquí su mal humor.
Disculpad las molestias.

Foodieblogroll