Imprimir

Print Friendly and PDF

lunes, 13 de junio de 2011

Tarta de bizcocho y crema de limón/Lemon layered pudding

Recomiendo totalmente la tarta de hoy. Es sencilla de hacer y absolutamente deliciosa. Ah, además no es tan calórica como otros postres. Resulta excelente tomada fría y se puede servir templada. También se le llama tarta sorpresa de limón (Lemon surprise pudding),  postre delicioso (delicious pudding), postre de suflé de limón (lemon souffle pudding), etc., etc. He encontrado referencias en libros de los años cuarenta del siglo pasado, todos ellos británicos. Parece ser que era un postre muy popular para dárselo a niños y a personas delicadas. Pues que viva la santa infancia aunque cronológicamente ya me quede algo lejos.
Yo la adorné con algo de nata montada y unas frambuesas pero, echad a volar la imaginación. Creo que la próxima vez la haré en un molde distinto, una de esas fuentes rectangulares de pyrex y duplicaré las cantidades. Es un postre para repetir.
Ingredientes (6 personas)
50 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
125 gramos de azúcar glas
la ralladura y el zumo de 2 limones hermosos
2 huevos
50 grms de harina con levadura
300 ml de leche
Precalentar el horno a 190 grados. Preparar los ingredientes.
Ya he dicho en otras ocasiones que podéis hacer azúcar glas fácilmente en casa usando el molinillo de café (previamente bien limpiado para no mezclar sabores). La harina con levadura se encuentra fácilmente ahora, es el equivalente de la raising flour de muchas recetas inglesas y americanas. Un consejillo sobre el rallador. Si lo limpiamos inmediatamente después de usarlo resulta mucho más sencillo eliminar los trocitos rebeldes.
En un bol batimos la mantequilla, el azúcar y la ralladura de limón durante 3 minutos. Es importante que la mantequilla esté a temperatura ambiente
Separamos las yemas de las claras. Batimos las claras a punto de nieve
Añadimos las yemas a la mezcla de mantequilla, ralladura y azúcar
Volvemos a usar la batidora para que quede todo bien mezclado
Incorporamos entonces la harina y volvemos a batir
Y le llega el turno a la leche y al zumo de los limones. Se mezcla todo bien
Y es el momento de incorporar las claras a punto de nieve con ayuda de un cucharón.
Se prepara el molde enmantequillándolo. Se echa en él la mezcla y se coloca en una bandeja de horno honda. Se trata de hornearlo al baño maría. En la foto véis a qué altura quedo el agua, que debe estar fría.
Resulta más fácil poner la bandeja vacía en el horno, meter dentro el molde y añadir entonces el agua. Se hornea a 190 grados durante unos 45 minutos. Se cubre el molde con papel de aluminio durante los últimos 10 minutos para evitar que se tueste demasiado la superficie. El resultado es una tarta con una capa de bizcocho de unos 2 cms que cubre una crema de limón deliciosa.
Como este molde era opaco la adorné como véis en la primera foto. La próxima vez que la haga, en ese otro tipo de molde, creo que no será necesario por que se verán las capas de bizcocho y de crema de limón.
Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y trataré de darte una respuesta pronto.
He activado la moderación de comentarios para evitar que personas con poco que hacer traten de remediar su aburrimiento descargando aquí su mal humor.
Disculpad las molestias.

Foodieblogroll