Imprimir

Print Friendly and PDF

viernes, 20 de mayo de 2011

Ternera guisada a la cerveza /Guinness beef mushroom casserole

Me encanta usar cerveza para guisar tanto ternera como pollo, le da un gustillo muy especial. Y eso utilizando una cerveza normal y corriente. Si se usa cerveza Guinness el resultado puede ser sublime como ya hemos visto en otras ocasiones (Cordero guisado en hojaldre). La cerveza Guinness se encuentra con facilidad en grandes superficies, hasta en Mercadona o Eroski.
La receta de hoy lleva también champis, zanahoria y cebolla. Puede ser un plato único estupendo sólo con servirla con arroz blanco, o puré de patatas, o couscous, o patatas fritas en cuadraditos.
Ingredientes (4 personas)
1kg de ternera para guisar
1 cebolla grande
3 zanahorias
400 grms de champiñones
1 bote de cerveza Guiness
50 grms de harina
sal
pimienta
aceite de oliva.
Es más cómodo pedir al carnicero que nos corte la carne en cubitos de 2 cms x 2 cms, aunque también podemos hacerlo nosotros mismos. Se enharina la carne. Para ello ponemos la carne en un bol, echamos la harina, sal y pimienta negra molida al gusto por encima encima y lo removemos todo con la mano. Otra opción es meter la carne en una bolsa de plástico limpia, añadir la harina con la sal y la pimienta y agitarlo todo. Se trata de que la carne quede bien cubierta.
A continuación se dora, por tandas en una sartén antiadherente, con como  1 cm de aceite de oliva.
Se les va dando la vuelta a los trozos para que queden uniformemente dorados. Se van sacando y reservando en un plato. Se trata de aprovechar todos los juguillos que suelta la carne.
Mientras la carne se va friendo se preparan las verduras. Se pela y pica la cebolla menudita. Se pelan y lavan las zanahorias y se cortan en cuadraditos. Se lavan bien los champiñones.
En el aceite de freír la carne se pocha la cebolla durante 10 minutos a fuego medio bajo, se añade entonces la zanahoria y se continua haciendo todo junto otros cinco minutos.

Y es el turno de los champiñones. Se echan enteros y se deja hacer todo junto, removiendo de vez en cuando, otros cinco o diez minutos (dependiendo del tamaño de los champiñones).
Se precalienta el horno a 180 grados. Vamos a necesitar una fuente honda de horno con tapadera. Yo usé mi maravillosa cocotte alemana, regalo de M. & F. Es estupenda. Las carnes se hacen en su propio jugo y apenas se evapora nada. Se puede utilizar también la típica fuente pyrex redonda con tapadera. O incluso una fuente honda bien cubierta con un par de hojas de papel de aluminio.
Se pone primero la verdura en el fondo.
Se distribuye la carne por encima.
Y llega el momento del ingrediente especial: la cerveza
Se vende en botes grandes, de 440 ml, de modo que uno es sufiente para cubrir la carne.
Se tapa la fuente y al horno precalentado con ella.
Se deja hacer dos horas. Et voilá, a disfrutar:
Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y trataré de darte una respuesta pronto.
He activado la moderación de comentarios para evitar que personas con poco que hacer traten de remediar su aburrimiento descargando aquí su mal humor.
Disculpad las molestias.

Foodieblogroll