Imprimir

Print Friendly and PDF

domingo, 27 de febrero de 2011

Tarta de manzana de la abueli / Granny's apple tart

Tengo un recuerdo claro de una tarde del invierno de 1966. Fui al cole con instrucciones precisas para mi maestra, Dña Angelita,  de que no me dejara salir al recreo para no mancharme mis zapatitos de charol negro. Después estaba invitada a un cumpleaños. Me pasó a recoger la abueli y, con Coti, nos fuimos a una casa de Pozo Amarillo que todavía existe. Fue el inicio de la relación de mi abueli con la abuelita Petrita, abuela del homenajeado. Y fruto de aquella relación es esta receta de hoy. La abueli la bordaba. Ella usaba bollos suizos, de los de entonces, de la confitería Reglero de la calle Toro, o del Burgueño de María Auxiliadora. Ya no se se encuentran bollos como aquéllos.  He intentado reproducir la tarta de la abueli otras veces  usando los que hay ahora,  pan de leche, sobaos, etc. El resultado nunca ha sido el mismo. Claro, me supongo que también faltarán siempre otros dos ingrediente principales:  nuestra infancia y  la presencia de la abueli. En fin, esta vez creo que he conseguido un resultado más aproximado. Como sustituto de aquellos bollos he utilizado bizcocho rústico, del que se vende en grandes superficies, y el sabor y la textura se aproximan mucho.
Ingredientes (8 personas)
6 huevos
1 vaso y medio de leche
1 cucharada de azúcar
3 manzanas reinetas hermosas
400grms de bizcocho rústico
5 cucharadas de azúcar para el caramelo
papel de horno
cuerda
Se echa el azúcar en un molde de horno alto. Se pone a fuego fuerte y se hace el caramelo. Muchíiiisimo cuidado con el caramelo, alcanza temperaturas altísimas y las quemaduras pueden ser muy graves. Con cuidado y guantes de horno, se va distribuyendo el caramelo por el fondo y los laterales. Se deja enfriar.
Se pelan las manzanas y se cortan en rodajas finas. Esto es importante. Si las rodajas son demasiado gruesas quedaran duras cuando cozamos la tarta.
El bizcocho se corta en rebanadas de alrededor de un centímetro.

En un bol se baten con las varillas los huevos, la leche y la cucharada de azúcar. Se van mojando de una en una las rebanadas de bizcocho (mete y saca) y se van distribuyendo en una capa por el fondo del molde caramelizado:
Encima de van colocando las rodajas de manzana, como se ve en la foto, hasta cubrir la capa de bizcocho.
Se pone encima otra capa de bizcocho mojado en leche y huevos:
Se repite la operación con otra capa de manzanas y una más de bizcocho ( en total 3 capas de bizcocho y 2 de manzanas). Se echa por encima lo que haya quedado de la mezcla de leche y huevos. No importa que parezca "encharcado", el bizcocho absorberá el líquido.
Se cubre con una hoja de papel de horno, dejando un poquito de abombado por encima. Se ata con cuerda para que el molde quede herméticamente cerrado. La abueli la hacía en una fiambrera de aquéllas de aluminio con tapa. Todavía la tengo pero los cierres se han ido aflojando con el paso del tiempo y ya no es hermética.
Se pone en la olla a presión y se añade 1 vaso o vaso y medio de agua de modo que cubra el fondo de la olla y suba un poquito (2 cms) por los bordes.

Yo la tuve 35 minutos. Al cabo de ese tiempo, se saca el molde de la olla. Se quita el papel de horno. Se deja enfriar 20 minutos. Se pasa un cuchillo por los bordes. Se pone encima la fuente en que se vaya a servir y se da la vuelta para desmoldarla. La serví adornada con unos fresones preciosos.
Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y trataré de darte una respuesta pronto.
He activado la moderación de comentarios para evitar que personas con poco que hacer traten de remediar su aburrimiento descargando aquí su mal humor.
Disculpad las molestias.

Foodieblogroll