Imprimir

Print Friendly and PDF

sábado, 15 de enero de 2011

Albondigas al azafrán / Saffron meatballs


Llevamos una semana de nieblas espesas, de las que sólo levantan un par de horas al día. Recuerdo de no sé qué libro una expresión acerca de los dedos de la niebla. Sí, es tan densa que por la calle da la sensación de que te acaricia la cara. En fin, tiempo ideal para estar en casa.

Estas albóndigas pueden congelarse muy bien y resultan una solución estupenda para los días en que no hay tiempo de meterse en la cocina. Servidas con arroz blanco, o con patatas fritas en cuadraditos, o, incluso con pasta, son un plato único estupendo.
Ingredientes
3/4 de kg de carne picada (mitad y mitad)
2 ajos picados
2 cucharadas de perejil picado
1 huevo batido
2 cucharadas de pan rallado
sal
pimienta negra
pan rallado
Salsa
1 cebolla picada
3 ajos picados
2 tomates hermosos, pelados y picados
2 cucharaditas de azucar.
8 hebras de azafrán
2 vasos de agua
aceite de oliva
sal
Se pone la carne en un bol hondo. Se añaden los ajos, el perejil, el huevo, el pan rallado, la sal y la pimienta. Con las manos bien limpitas se mezcla todo. Se hacen bolas y se rebozan en pan rallado.
Se ponen unos dos centímetros de aceite en una sartén. Cuando está caliente se echan las albóndigas y se fríen un par de minutos, se les da la vuelta de una en una y se fríen otros dos minutos.
Se sacan y se les quita el exceso de aceite colocándolas en un plato cubierto con papel de manos.

Se las deja en este plato sólo un par de minutos. Se quita el papel de manos para poder aprovechar los juguillos que soltarán mientras se prepara la salsa.
De la sartén se quita todo el aceite menos el suficiente para cubrir el fondo. Se añade la cebolla y el ajo. Se sala y se deja pochar, a fuego medio lento, unos 15 minutos, o hasta que la cebolla esté transparente. Se añade entonces el tomate. Se deja hacer otros 15 minutos, aplastando el tomate de vez en cuando con el canto de una cuchara de madera. Se incorpora entonces el azúcar, se remueve y se continua friendo otros 2 minutos. Mientras tanto, se pone el azafrán en un trocito de papel, se envuelve y se machaca con el canto de un cuchillo. Se añade a la sartén junto con dos vasos de agua. Se le da un hervor y rectifica de sal. Se meten las albóndigas en una sola capa.
Se deja hervir, destapado, a fuego medio, alrededor de media hora. Y ya están listas:
Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y trataré de darte una respuesta pronto.
He activado la moderación de comentarios para evitar que personas con poco que hacer traten de remediar su aburrimiento descargando aquí su mal humor.
Disculpad las molestias.

Foodieblogroll