Imprimir

Print Friendly and PDF

miércoles, 8 de diciembre de 2010

Bordados

Hora es de incluir alguna entrada relacionada con la segunda parte del nombre de este blog. No sé a ciencia cierta de dónde puede venir mi fascinación con el petit-point, el punto de cruz, el ganchillo o los bolillos. La tía Paca era una artista del ganchillo, guardo como oro en paño algunos tapetes y mantelitos que nos hizo a lo largo de los años, y ya hace más de treinta que se fue. Mi tía Carmelín hacía maravillas de punto,  la abueli nos tejía jerseys y chaquetas. Y sé que una de mis primas también hizo, en su momento, obras maestras en punto de cruz. Yo. de niña. tenía dos manos izquierdas y cuando cogía aguja e hilo, todo se me volvía nudos. Probablemente influenciada por la tía Paca me animé con el ganchillo y recuerdo unas bolsas que le hice a la abueli y a ella con lanas de colores cuando debía tener 10 ó 12 años. También empecé a darle al punto, con resultados variopintos. En 1983 hice mi primer cuadrito de petit-point, con puntadas en distintas direcciones y bastante distorsionado. Años después, no sé bien por qué, retomé la afición, y éste es mi primer cuadro, tomado de una revista americana:
Creo que debí hacerlo en 1993. Joanna y yo, para entonces ya compañeras de experiencias culinarias, nos adentramos en el mundo del cojín y encargamos algunos kits también a Estados Unidos:

Después, en viajes a Inglaterra o con la ayuda de amigos, fui consiguiendo otros, como éste de Beth Russell que terminé en 1998,
o éste de Ehrman, poco tiempo después:
Joe me envió estos dos, más pequeños, y más tradicionales:

Y después descubrí las maravillas de las compras por Internet... Ahhh, qué tentaciones!!! Maricruz y yo hemos sucumbido infinidad de veces, con cojines, con cuadros de punto de cruz y de petit-point. La variedad es apabullante, y además los hilos son mucho más baratos que en las tiendas locales. Además, la historia de los samplers es apasionante y las fotos que hay en la web!!!, de bordados medievales, de examplaires renacentistas, incluso de telas que nos han llegado del Egipto milenario... Ni que decir tiene que he ido ampliando mi biblioteca sobre estos temas.
En fin, creo que os hacéis una idea de lo loca que estoy por todo esto. Claro, el ambiente contribuye, y mis amigas Maricruz, Joanna, Mari y  Maritere también son unas locas de la aguja.
Estos son los dos últimos cojines que he hecho:

Tengo en este momento otro en marcha que compré en Roma y varios en sus bolsas. Claro, al combinarlos con otros proyectos en punto de cruz y de bolillos la cosa va algo lenta. En fin, terminaré las cosas que tengo entre manos primero. Una de las múltiples ventajas de este hobby es que no tiene fecha fija de terminación: seguro que todos me entendéis.
Espero que os hayan gustado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y trataré de darte una respuesta pronto.
He activado la moderación de comentarios para evitar que personas con poco que hacer traten de remediar su aburrimiento descargando aquí su mal humor.
Disculpad las molestias.

Foodieblogroll